Carillas dentales: Higiene y estética

El mundo odontológico ha evolucionado en estos últimos años gracias a las innovaciones que se han implantado en este sector. Este mundo se compone de dos ramas: la salud y la estética.

En ocasiones, estos dos elementos se combinan entre sí y en otros van por separado.

La odontología estética ha progresado silenciosamente hasta el punto de sorprendernos con multitud de tratamientos y procedimientos que ofrece esta especialidad. La odontología estética se caracteriza por diagnosticar y tratar elementos de la estética oral, ofreciendo tratamientos temporales o permanentes.

Es evidente que no gozar de una sonrisa perfecta afecta en la propia autoestima y en nuestra relación con los demás. Tener una sonrisa blanca y radiante es sinónimo de salud y limpieza.

Muchos estudios demuestran que grandes porcentajes de la sociedad no está satisfecha con su sonrisa y que ésta constituye un medio social bastante destacado.

A día de hoy, contamos con varios procedimientos para mejorar y perfeccionar nuestro estado bucal.

Las carillas dentales de porcelana Autrán son una excelente solución para dar forma y color a nuestros dientes. Esta técnica ofrece una reconstrucción bucal y un color más blanco. Son perfectas para aquellas personas que tienen los dientes muy separados, cortos, oscurecidos, con formas irregulares… proporcionando una sonrisa natural y sana. Podemos distinguir tres tipos.

Las carillas de porcelana son componentes muy finos elaborados con cerámica que se sueldan a la superficie dental.

Las carillas lumineers son las más novedosas del mercado. Son láminas más finas que las de porcelana. Son bastante resistentes y su posología es bastante sencilla.

Las carillas de composite están elaboradas con capas de composite y son muy rápidas de implantar (en una única sesión se puede aplicar).

Para diseñar el tratamiento más adecuado a tus necesidades es importante realizar un buen diagnostico y estudiar todos los factores que intervienen en el “problema” que queremos solucionar. Es recomendable que te asesore un especialista certificado y asesore qué tipo de carilla se ajusta más a tu boca. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes (tipología, posología, precio, duración…). Un odontólogo profesional debe presentarte todas las opciones, con los pros y los contra de las carillas.

Pocos tienen una dentadura perfecta, muchos tienen formas desiguales, otras oscurecidas… lo importante es tener unos buenos hábitos higiénicos bucales y, si queremos, podemos optar por las carillas dentales. Se ajustan completamente al diente, ofreciendo un aspecto completamente natural. La importancia de la estética dental en nuestra sociedad es evidente.

En algunos casos no basta con tener una boca limpia. Para mucha gente la forma o color de sus dientes le provoca grandes complejos ante los demás.

En nuestra sociedad se refleja que gozar de una buena estética dental beneficia en nuestra autoestima y salud. Las carillas mejoran el aspecto de nuestros dientes: reparan roturas, colores oscurecidos, tamaños irregulares… Se trata de un método rápido e indoloro. Las carillas dentales son la solución ideal para ofrecer una sonrisa bonita y sana. Pues una sonrisa agradable es la mejor carta de presentación y una fuente de bienestar.

Una respuesta a “Carillas dentales: Higiene y estética”

  1. Me ha gustado mucho la diferenciación entre la odontología estética y la de la salud. No podemos olvidar que aunque la estética es muy importante la salud es lo primero, y las carillas no solucionan problemas de salud, sino que cubren defectos estéticos. Por ello antes de usar carillas es necesario solucionar posibles problemas de salud e higiene bucal, ya que solo con taparlos con las carillas no van a desaparecer.

    Buen artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *