Trucos para planchar la ropa sin usar la plancha

Aunque parezca una utopía, no es necesario que dispongas de una plancha de ropa para continuar con tu costumbre de mantener planas y sin arrugas tus principales prendas de vestir como camisas, pantalones y chaquetas.

Trucos para planchar la ropa sin plancha

Desde objetos menos complejos que una plancha hasta métodos simples con grandes resultados, algunos de los modos a la hora de dejar impecable tu ropa después de cada lavado son los siguientes:

Primero y principal, cuelga cualquier prenda u objeto bien estirado y en lo posible, con dos o tres pinzas que lo sujeten. Esta es la única manera de que al momento de secarse se encuentren en un buen estado y capaz de optimizar al máximo sin planchar.

Trucos para planchar la ropa sin plancha

Una vez cumplido esto último, el segundo es aplicar un pequeño rociado de aerosol antiarrugas, que es ideal para prendas de algodón. Debes utilizarlo cuando tu ropa está húmeda para que el respectivo efecto sea inmediato cuando se seca. También se puede hacer con agua pulverizada.

Secador para planchar la ropa

El tercer truco es emplear el secador de pelo. Aunque este sea pensado para el cabello, cumple muy bien otra función, impactar con su aire caliente en las partes más arrugadas de cualquier prenda para que después estas terminen de secarse de la mejor manera posible.

El secador de pelo sirve mucho para viajes o vacaciones largas en las que estarás obligado a lavar la ropa. Pese a que no es equivalente a una clásica plancha a vapor, es muy eficaz y permite dejar tus principales prendas de vestir en buen estado.

El cuarto es planchar la ropa con la propia secadora, un electrodoméstico que no todos tienen en sus hogares y que no consiste únicamente en secar; puede usarse también con un calcetín húmedo que moje muy poco el resto de las prendas.

Así, una vez finalizado el proceso de secado, coloca toda la ropa lo más tendida que puedas y en cuestión de algunas horas cuando sequen definitivamente, te sorprenderás del resultado.

El quinto es utilizar la plancha de pelo; se trata de un método simple pero que sirve principalmente para las puntas o zonas donde más se acumula el agua por la posición en que se está secando la prenda y por consiguiente, más se arruga.

Lo que tienes que hacer en este caso es pasar la plancha de pelo por los puños y cuellos de las camisas, camisetas y pantalones. El único requisito es que no esté muy caliente, ya que de ser así, puede desteñir o dañar dicha prenda.

Vapor de ducha

El sexto es no tanto el uso, sino más el aprovechamiento del vapor que se genera en las cercanías a la ducha donde te bañas. Colgar ropa de pequeño tamaño donde se forma el vapor producto de la temperatura ayudará drásticamente a acabar con las arrugas de las mismas.

Vapor de ducha

La séptima es un colchón, un elemento presente en todos los hogares o lugares donde vas a estar de vacaciones. Tienes que enrollar de manera individual cada ropa y ponerlas debajo del colchón durante más de una hora, tiempo en el que comprobarás que se redujeron las arrugas.

Por último, cuelga las diferentes prendas de ropa en perchas. A pesar de que estas últimas están preparadas para camisas y vestidos, son muy útiles para camisetas, chaquetas y abrigos, dado que permanecen muy estirados durante su secado y así elimina las arrugas.

Así como hay muchas personas a los que no les importa planchar la ropa y están acostumbrados a las arrugas que tarde o temprano se diluyen con el uso, hay otros que son muy obsesivos y buscan la forma idónea para eliminarlas de manera total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *