Muchas veces, para acceder a algún tipo de trabajo o puesto profesional se debe acreditar que se tiene nacionalidad española. ¿Pero, cómo se consigue este trámite? Según el Ministerio de Justicia existen varios modos de adquisición. Aquí los citaremos y explicaremos un poco en qué consiste cada uno.

Nacionalidad por residencia: tal como su nombre indica, se trata de una forma de conseguir la nacionalidad demostrando que se vive en el país. Lo más común es que se exijan diez años de forma legal y continuada, pero puede verse reducido en algunos casos.

Estos son:

  • Personas que previamente hayan llegado a nuestro país bajo la condición de refugiado: sólo hará falta demostrar que se ha estado aquí cinco años para poder ser concedida.
  • Personas que provengan de países iberoamericanos o bien de Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o de origen sefardí: para ellas el período mínimo son dos años, ya que existe un convenio con estas zonas y países.
  • Finalmente, se pedirá solamente un año cuando uno haya nacido en España pero no pidió la nacionalidad en su momento, personas que hayan estado bajo tutela legal, los casados con españoles (también los viudos y viudas), o el que tenga padres o abuelos españoles.

A todas estas personas se les pide también una acreditación de buena conducta y integración e implicación con la sociedad de aquí.

  • Nacionalidad por naturaleza: esta forma de adquisición no está sujeta a ninguna norma ni condiciones específicas, ya que se da según criterios varios por parte del mismo Gobierno. Suelen ser ocasiones especiales y excepcionales, y se publican mediante Real Decreto.
  • Nacionalidad para españoles de origen: los que tienen alguna raíz en España, ya sean sus padres o abuelos, los nacidos en el país pero con padres extranjeros o desconocidos y menores adoptados por españoles (se puede dar el caso que la persona adoptada sea mayor de 18 años: entonces podrá escoger libremente si quiere la nacionalidad española, y tendrá un margen de dos años para decidirlo).
  • Nacionalidad por posesión de estado: quien haya poseído la nacionalidad española durante diez años seguidos por posesión de estado (registro civil) tendrá derecho a la nacionalidad, siempre y cuando se pueda garantizar que se ha actuado siempre de buena fe y con la responsabilidad que eso conlleva.
  • Nacionalidad por opción: por último, esta quinta opción se ofrece a personas extranjeras que cumplen determinadas condiciones.

Estas son:

Personas que en algún momento hayan sido sujetos a la patria potestad de un español,

Personas con padre o madre española y con nacimiento en nuestro país,

Personas a quien se determine la filiación después de los 18 años (y con un máximo de dos años para solicitarlo), así como los adoptados mayores de edad.

Esta última opción también incluye, gracias a la ley de Memoria Histórica, que puedan adquirir la nacionalidad por opción aquellas personas quienes sus padres o abuelos de origen español tuvieran que renunciar a su nacionalidad por culpa del exilio.

2 thoughts on “Tener nacionalidad española para trabajar en España”

  1. No me considero el mejor abogado de divorcios de la capital española,
    mas sí puedo decir que he ganado prácticamente todos los casos en los
    que he intervenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *