El vino es uno de los ingredientes más importantes de la gastronomía dentro de nuestra historia, y en buenas vinotecas se puede convertir en algo extraordinario. Desde hace siglos el vino forma parte de nuestra cultura así como en la de distintas sociedades. El desarrollo del arte del vino ha ido evolucionando con el paso de los años vinculándose estrechamente a la cultura de cada sociedad.

En el sector del ocio el vino es una herramienta fundamental. En la cultura mediterránea se refleja la importancia y el aprecio del vino desde hace siglos. El vino posee un simbolismo de gran potencial y juega un papel fundamental tanto en nuestra cultura como en nuestros hábitos.

A día de hoy, el cuidado del vino es fundamental para que sus propiedades sensoriales no se pierdan.

Hace años era fundamental disponer de un sótano con una características especiales para poder tener una bodega en la que guardar el vino en las mejores condiciones.

En la actualidad contamos con vinotecas que permiten la conservación y el cuidado del vino en su totalidad. En el mercado encontramos un amplio catálogo de vinotecas dependiendo de su uso y de las necesidades de cada usuario.

Las vinotecas son como garajes, elementos de almacenaje, basados en ciertas características, necesidades y utilidades. Hay múltiples cuestiones que debemos plantearnos antes de adquirir una vinoteca para poder darle la mayor utilidad posible basándonos en ciertos aspectos.

En primer lugar debemos pensar en el uso que le vamos a dar, es decir, no es lo mismo adquirir una vinoteca de uso bastante regular (como por ejemplo en un restaurante) que una vinoteca más “conservadora” (como por ejemplo para una vivienda). El consumo y el uso difiere bastante entre uno y otro y constituye un factor indispensable para descartar opciones.

Por otra parte, debemos analizar la temperatura en la que se va a guardar. Hay muchos aspectos que influyen en el cuidado de la temperatura en el que se guardan, como es el caso de la humedad, el espacio o la luz. Conocer estos aspectos de la zona y espacio en el que se instalará la vinoteca es fundamental para su cuidado.

Para elegir la vinoteca más apropiada, además, debemos tener en cuenta más aspectos. El tamaño debe estar compensado con su uso y con su consumo. Además, encontramos un amplio abanico de posibilidades en cuanto a estética y estructura se refiere: distintos colores, acabados, materiales, formas… con tal de encontrar el que más se adecue a nuestros criterios y necesidades.

Las vinotecas que encontramos en el mercado de hoy en día ofrecen un sinfín de posibilidades tanto para profesionales como para aprendices en el mundo del vino. Debemos ser consecuentes con lo que necesitamos y debemos analizar el espacio en el que instalaremos la vinoteca para que el vino se conserve de la mejor manera posible.

Es importante disponer de un lugar tranquilo en el que el ruido y la luz no estén presentes. La temperatura y la humedad son aspectos a analizar también antes de optar por una vinoteca u otra para la mejor conservación del vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *