El masaje es una actividad que favorece a la relajación, aliviando dolencias de nuestro cuerpo. Mediante la manipulación hacia diversas zonas del cuerpo logramos mejorar la circulación sanguínea, calmar dolores musculares y tensiones. Centros como el de masajes eróticos Barcelona ofrecen este tipo de servicios.

Los masajes, generalmente, tienen una función terapéutica. Son evidentes los beneficios que otorga un buen masaje. Sin embargo, es esencial que la persona que realice el masaje sea un profesional con conocimientos de anatomía y fisiología, pues sino se puede agravar el dolor o causar alguna lesión.

A día de hoy, podemos encontrar diversidad de masajes, a parte de la metodología tradicional, que son empleados alrededor del mundo. Hay un amplio abanico de técnicas. Dependiendo de la metodología, los objetivos y las necesidades un masaje puede ofrecer grandes beneficios: descarga tensiones acumuladas, controla la ansiedad, apacigua el dolor, mejora el sueño, libera endorfinas, disminuye los dolores menstruales (y premenstruales), combate contra los dolores de cabeza, reduce la presión arterial, mejora estética, etc.

Los masajes tantra en Barcelona o sexuales es una modalidad de gran interés. Sin embargo, mucha gente, a causa del desconocimiento y los tabúes, forma una imagen negativa o temerosa de esta singular práctica. Ante este tipo de masajes no es necesario un profesional, tu mismo puedes llevar a cabo esta práctica siguiendo unos simples consejos o trucos.

Cualquier tipo de masajes eróticos en Barcelona (ceylan masajes) o cualquier otra ciudad tiene como finalidad el placer, pero ello no implica necesariamente relaciones sexuales con penetración. Se trata de masajes íntimos. El masaje tántrico o sexual se centra en las sensaciones, desactivando y apartando los pensamientos. Este tipo de masajes pueden llegar a provocar un orgasmo. No es necesario estar completamente desnudo para dar o recibir el masaje, aunque sí que es aconsejable.

Es recomendable no ir directamente hacia los genitales. Es mejor acariciar zonas erógenas y otras partes del cuerpo (manos, pecho, espalda, cabeza…). Dependiendo de nuestro estado (si estamos relajados, confiados…) el masajista hará movimientos más lentos o rápidos.

El masaje sexual tiene como fin despertar la energía sexual y desvincularla de los pensamientos, potenciando las sensaciones.

Antes de nada, debes preparar el ambiente: desactiva el teléfono, pon velas y/o incienso, quítate el reloj, pon música relajante… En el masaje puedes utilizar aceites especiales, hielo, susurros, lubricantes o plumas para intensificar las sensaciones.

Ante el masaje sexual se deben tener en cuenta una serie de preparativos, creando un ambiente íntimoacogedor. Los masajes sexuales o tántricos refuerzan la confianza y complicidad en una pareja. Muchos sexólogos y terapeutas recomiendan esta práctica. El que recibe el masaje puede guiar al masajista para que explore las zonas que desea que sean estimuladas. Es aconsejable un mínimo de 30 minutos de masaje y luego, intercambiar roles. Investiga, descubre y explora, pues la creatividad y la confianza son las mejores herramientas.

 

El masaje sexual es un arte y ritual donde el cuerpo es un templo en el que se busca el bienestar. Se trata de un recurso que te da energía, placer y plenitud. Es un instrumento de comunicación. ¡No te limites y disfruta de esta práctica tan agradable!

Un comentario sobre “Masajes eróticos en Barcelona para trabajar relajado”

  1. Los beneficios de un buen masaje tantra pueden ser enormes, como bien se comenta en el artículo, además del placer, el relax y la salud que se obtiene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *